17 noviembre 2006

En todo su esplendor


Cuando hace algo más de un año, el servicio de Google Maps se daba a conocer en todo el mundo, varios medios españoles criticaron que el famoso buscador de mapas y fotografías desde satélite diferenciaba entre EEUU y el resto del mundo. Por motivos de seguridad se censuraban las imágenes de algunos de los más importantes edificios estadounidenses pero ese mismo criterio, sin embargo, no se aplicaba a otros edificios de igual trascendencia como La Zarzuela o La Moncloa.

A día de hoy, en cambio, la 'censura' ha desaparecido, pero no parece que se deba a que en los Estados Unidos se haya esfumado de la noche a la mañana el peligro y el miedo a ataques terroristas. Ahora, la Casa Blanca, el Capitolio o el Pentágono se muestran en todo su esplendor, éste último ya reparado y listo para recibir falsos impactos de aviones (que no se me acuse de apología del terrorismo, gracias).

¿Cuál es la explicación a esta sospechosa apertura?

1 comentario:

ayla dijo...

Supongo que Google se acojonó en su día y veló los edificios clave porque sabe que Estados Unidos podría putearle mucho, no así ningún otro país sobre la faz de la Tierra.

Ahora muestran una foto muy cuidadosamente analizada y oficialmente permitida por la administración Bush: en el gran invento Maps no se ve nada que afecte a la seguridad, pero todo lo que pudiera aparecer se habría borrado.

Presuntamente.