25 octubre 2006

Florituras pandereteras


De fratricidio político parece que es como consideran en Izquierda Unida el acuerdo al que ha llegado el PSOE con el PP sobre el estatuto andaluz y, más concretamente, sobre la denominación de Andalucía. Ésta se reduce a algo parecido a esto: realidad nacional dentro de la indivisible unidad de la nación española.

La denominación de marras tiene dos partes muy diferenciadas; la de realidad nacional, con la que IU no tiene problemas y muchas reticencias provocaba en los populares, y la de la indivisible unidad de la nación, cuya inclusión ha permitido el feliz acuerdo socio-popular.

Según el insigne panderetero del reino, Gaspar Llamazares, la unidad nacional española es "un términio caduco que tuvo su sentido en su momento". ¿No tiene acaso sentido hoy la unidad de la nación española? ¿Es más caduco o menos que el término comunismo (al que tan ligado está IU)?

A pesar de estas florituras retóricas, Llamazares y el PCE seguirán defendiendo el sentido de la existencia Fidel Castro y la poca caduca revolución cubana.

Mi no entender

1 comentario:

Myriam dijo...

Un poco retorcido, no? Supongo que con intención de no herir sensibilidades. Seguro que dentro de unos años, las generaciones venideras se reirán de este tipo de "soluciones".

"realidad nacional dentro de la indivisible, por ahora, unidad de la nación española", es más acertado. Jjijiji