12 octubre 2008

Caer sin dolor

“No es raro observar el miedo que la gente tiene a caerse. Pero caerse es algo que les ocurre incluso a los mejores competidores de patinaje artístico; otro tanto sucede en la vida diaria. Lo importante es caer sin hacerse daño. (…) El intentar evitar una caída a todo trance constituye a menudo la causa de caídas dolorosas, aquellas que se producen en el último instante y sin preparación” (Z. OSÍNSKI, W. STAROSTA: Patinaje sobre hielo, artístico y de velocidad).

Hace bien poco que leí esta cita en ‘El Emperador’ de Kapuściński y me retrotrajo ocho meses atrás, a algo que tuvo que ver con mi carrera profesional. No era una certeza absoluta pero llevaba algún tiempo dando vueltas en mi cabeza la idea del abandono del periodismo, mi gran vocación. Algunos la vieron como una decisión precipitada (incluso yo mismo llegué a pensarlo, a tenor de la rapidez con la que se fueron desencadenando los acontecimientos), otros en cambio no sólo la apoyaron, sino que la vieron lógica e improrrogable.

Como digo, llevaba tiempo viendo que ‘la caída’ se acercaba, de modo que me enfrenté al problema, lo asumí como algo casi inevitable y me esforcé en que la caída no fuera dolorosa.

Lo conseguí, caí sin hacerme daño. Abandoné Madrid y el periodismo, regresé a San Sebastián y, sin apenas tiempo para pensar en la magnitud de la decisión, me metí de lleno en mi nuevo proyecto profesional, la visita médica. Pese a lo negativo de este oficio (que levante la mano quien no tenga un trabajo con luces y sombras), el balance de los últimos ocho meses es más que positivo. Mucho trabajo, eso sí, pero también recompensas.

Después de que el trabajo haya ido retrocediendo, dejando paso a las recompensas, estoy en disposición de retomar una costumbre que aparqué aquel dos de febrero.

Vuelve Snorkilandia existe.

2 comentarios:

aberron dijo...

Ánimo compañero. Me alegro de verte de nuevo :-)

Pata dijo...

Genial!! Qué alegría, Snorkel otra vez en acción! Me alegro de que la caída fuera blandita y para bien.
Ahora... Vuelve a escribir como tú sabes que se te ha hechado de menos!1 besazo colega!