14 noviembre 2006

Ausencias


Menos de dos kilómetros me separaban del él en aquella fría mañana de febrero de 2002, del atentado que hizo que aquel fuera el 'peor día' de Eduardo Madina. ETA lo quiso matar, quiso acallar su voz, pero casi cinco años después, los etarras que idearon su desaparición se sientan en el banquillo.

El joven socialista también lo ha tenido que hacer, se ha sentado ante el juez de la Audiencia Nacional para dejar claro que sus compromisos individuales y políticos siguen intactos.


A diferencia de lo ocurrido en ocasiones recientes, en el juicio no ha habido ni gritos, ni amenazas, ni grandes escándalos, pero sí ha habido ausencias, importantes ausencias. Las asociaciones de víctimas han vuelto ha mostrar su faceta más sectaria y beligerante contra el Gobierno; han dado la espalda a Madina, otra víctima igual de respetable que la sobrina del Presidente de la AVT. Francisco José Alcaraz y sus acólitos servidores no han arropado al diputado vasco por ser una víctima indigna, traidora y, lo que es peor, socialista.

Qué pena que no haya víctimas sólo de derechas, verdad Franciso José

1 comentario:

pepe kalvashe dijo...

me parece poco educado por tu parte meterte con un presidente de una asociación que hasta la llegada de ZP a querido ser todo con las victimas menos politica.Los sinverguenzas son los socialistas que han dejado a Madina solo y te informo que los que gritan son los asesinos etarras. he llegado por casualidad a tu blog pero me pareces un poco mal informado y m.............do