30 octubre 2006

El gollum catalán


Tengo que confesar que Artur Mas me caía bien, sobre todo después de la locura maragallista de los últimos tres años de tripartito catalán. Líder fresco, educado, poco esperpéntico y con talante aparentemente dialogante. Pero todo ha cambiado; en la camapaña de los últimos días se ha evidenciado lo que venía sospechando desde hace algún tiempo.

Los errores del tripartito, los pifostios del President y el débil carisma del de la Nocilla han hecho de Mas un candiadato ganador. Sin embargo, su confianza en triunfar el próximo 1 de noviembre es en exceso insitente, hasta el punto de mostrar su lado más ególatra, narcisista y de amor propio. Es un perfecto engreído.

Acostumbrados estamos a que poco menos que desprecie todo aquello que no suene a convergente, pero las declaraciones de ayer del candidato de CiU rozaron la indecencia. Aseguró que ha sido su partido quien ha hecho posible que hasta un andaluz pueda ser President de la Generalitat.

Las sospechas se han cumplido; ha nacido el gollum catalán.

Cataluña es suuuya, sólo suuuya... sólo para él...

1 comentario:

Myriam dijo...

¡Ya he votado!